Trust is the Key to Social and Business Success

La confianza es la clave del éxito social y empresarial

Las relaciones se basan en la confianza. Tanto las relaciones profesionales como las personales deben construirse sobre una base de confianza si quieres que se mantengan firmes durante años. En algunos casos, la confianza se establece intrínsecamente, mientras que en otros hay que ganársela. La confianza también se basa en un comportamiento coherente que no se tambalea debido a las circunstancias cambiantes.

La caída de la confianza

Consideremos el popular ejercicio de creación de equipos de la caída de la confianza. Una persona se coloca delante de otra, cruza los brazos, cierra los ojos y cae hacia atrás sin mover los pies, confiando en que la persona que está detrás la atrape. La dificultad del ejercicio depende de la confianza. ¿Confías en que la persona te atrape?

Si la persona que te atrapa es tu madre, fuerte y capaz, probablemente no dudarías. Si la persona que te atrapa es tu amigo o tu cónyuge, puede que bromees con ellos para que no te dejen caer, pero al final te lanzarás hacia atrás, sin preocuparte. ¿Y si fuera un compañero de trabajo al que apenas conoces? Lo más probable es que dude o incluso se niegue a hacer el ejercicio. ¿Por qué? Porque no tienes con ellos una relación establecida en la confianza como la que tienes con un familiar, un amigo o un socio de confianza.

Además, ¿qué pasaría si te cogieran dos veces pero te dejaran caer a la tercera? ¿Perderías la confianza en sus capacidades, independientemente de quién fuera? Este sencillo ejercicio de confianza ilustra cómo las relaciones dependen de la fiabilidad de las personas y de su capacidad para cumplir cuando es necesario.

La confianza impulsa las economías

Desde el principio de los tiempos, el comercio ha dependido de la confianza. Todas las partes implicadas deben cumplir su parte del trato para mantener una relación comercial fructífera. La confianza dentro de las empresas, la confianza entre las empresas y la confianza entre los clientes y las empresas es lo que impulsa el éxito de la economía. Cuando las relaciones carecen de confianza, la gente se arriesga menos en los negocios y el crecimiento económico se ve frenado.

Sin embargo, una relación empresarial basada en la confianza puede llevar la economía a nuevas cotas. Los empleados que confían en sus jefes tienen más probabilidades de permanecer en la empresa. Las empresas que cumplen su parte de los acuerdos comerciales establecen relaciones más sólidas y duraderas. Los clientes que sienten que pueden confiar en su empresa serán fieles a su marca. Todas las relaciones profesionales y con los clientes se benefician de las prácticas de confianza.

Nuestro Mundo en Datos recopiló datos para ver el efecto de la confianza en todo el mundo. En este estudio, se reveló una fuerte relación positiva entre la confianza y el PIB per cápita. En su mayor parte, cuanto más creían los ciudadanos que se podía confiar en las personas, mayor era el PIB per cápita. Evidentemente, la confianza tiene un gran impacto en las economías mundiales.

La confianza estabiliza la sociedad

La confianza afecta a la sociedad del mismo modo que a los negocios. Porque la confianza afecta a todo tipo de relaciones. Los cimientos de la sociedad son las relaciones y esas relaciones se basan en la confianza. La forma en que los ciudadanos califican la fiabilidad de los medios de comunicación, las fuerzas policiales y los líderes gubernamentales de su país tiene un gran impacto en la estabilidad social. No poder confiar en la información o en la autoridad puede dividir una nación, polarizar una sociedad y destruir el patriotismo. El clamor por las #fakenews que arrasa en Estados Unidos así lo atestigua.

En el mismo estudio, Our World in Data recopiló datos sobre cómo la confianza varía a través de las fronteras. Los países europeos muestran una confianza inusualmente alta en su policía, pero un nivel particularmente bajo de confianza en los sistemas políticos. Las estadísticas también son bastante consistentes sobre la confianza entre los ciudadanos europeos. Utilizando una escala de 11 puntos, la respuesta media a la pregunta “¿diría usted que se puede confiar en la mayoría de la gente?” fue de aproximadamente 6, lo que equivale a “la gente es mayormente digna de confianza”. La variación en la confianza muestra que no es una cuestión de si la gente es capaz de confiar. Más bien es una cuestión de que las personas o entidades sean dignas de confianza.

Confiar en los demás frente a la fiabilidad

Si la confianza puede impulsar las economías mundiales y estabilizar las sociedades, también debe ser valiosa a pequeña escala. Las relaciones románticas que valoran la confianza durarán más. Las amistades basadas en la confianza serán más satisfactorias. Las relaciones comerciales que valoran la confianza tendrán más éxito.

Cuando la confianza existe entre las personas, las empresas y las autoridades, todos se benefician. Pero no podemos decidir simplemente confiar en los demás. Eso puede mejorar la percepción, pero no la realidad. Para fomentar la confianza, todos debemos esforzarnos por ser dignos de confianza. Si somos dignos de confianza, la gente aprenderá a confiar. Cuantas más personas de confianza existan, más prosperarán nuestras relaciones personales, profesionales o políticas.